Promoción del uso de la biomasa forestal para producción de energía


Galicia apuesta por la leña como fuente energética en aplicaciones térmicas

(26 de marzo de 2008)

Con el objetivo del Plan Energético es que al finalizar el 2012 el 95% de la energía eléctrica consumida en la comunidad autónoma de Galicia no provenga de fuentes de energía fósiles. Uno de los tipos de biomasa que tienen una aplicación energética de más interés es el empleo de leñas en aplicaciones térmicas.

Ahora se estudian las posibilidades de la biomasa forestal a través de un proyecto europeo, Quality Wood en el que participa como socio el Centro de Innovación y Servicios Tecnológicos de la Madera de Galicia (CIS-Madera), junto con el Centro Nacional de Energías Renovables (CENER). El objetivo principal de este proyecto es contribuir a mejorar las condiciones de utilización de la leña desde el punto de vista de su calidad como biocombustible.

 El empleo de la leña como una fuente de calor siempre tenderá, así lo dicen los expertos, a favorecer el desarrollo local, especialmente en áreas rurales, ya que se trata de una fuente de energía descentralizada que permite que cada unidad energética cree más puestos de trabajo que las fuentes convencionales. Además, el uso de la biomasa forestal primaria contribuye a la reforestación,  a mejorar el estado de las masas forestales y a reducir el riesgo de incendios forestales.

Galicia es, hoy en día, una de las zonas mejor dotadas y de las más beneficiadas para aplicar todas las conclusiones de este proyecto europeo. Es también una de las regiones con mayor potencial para el empleo de este combustible porque presenta en la actualidad un área forestal que representa el 69% de su superficie total. De ella, más de un 50% es superficie arbolada.

No sólo el medio ambiente sale beneficiado con problemas de potenciación del uso de leñas como método para calentar. También la economía de los ciudadanos que se decantan por este tipo de energía. Por ejemplo, un saco de 4 kilos de leña equivale energéticamente a 1 litro de gasóleo. Si tenemos en cuenta el precio que ambos productos tienen en la actualidad, el empleo de un sistema de calefacción moderno con leña permitiría en una vivienda unifamiliar media de Galicia un ahorro medio en la factura de calefacción de un 50%.

Fuente: La Voz de Galicia


volver