Promoción del uso de la biomasa forestal para producción de energía


El negocio de las renovables resulta rentable

(17 de marzo de 2008)

El cambio climático está promoviendo la generación de una nueva economía basada en la plantación de árboles. Durante los últimos años han surgido entidades financieras creadas por personas que entienden que hay que actuar sobre el sistema financiero para cambiar el desarrollo insostenible en el que vivimos.

Así lo entendió por ejemplo Peter Blom, el presidente de Triodos Bank, un banco fundado en 1980 y pionero de la banca social o ética. Esta entidad que comenzó en España en 1998 llamándose Trust y posteriormente, ya como Triodos Bank, tiene como principal  característica que excluye de sus inversiones y de su financiación a empresas que participen más de un 5% en la producción de sustancias peligrosas para el medio ambiente, energía nuclear, peletería, tabaco, pornografía, armas o juegos que creen adicción. También eluden a las empresas cuyos procesos de trabajo no comulguen con sus principios, por ejemplo, a las de ingeniería genética o las condenadas por corrupción o por relacionarse con dictaduras. Triodos invierte en compañías dedicadas a la educación ambiental, energías renovables, construcción sostenible, agricultura y ganadería ecológicas, industria y tecnología ambiental en los campos del reciclaje, transporte, aire o agua.

Otras entidades financieras que trabajan en la misma línea pueden ser la Banca Popolare Etica italiana, el South Shore Bank de Estados Unidos o el Caisse Solidaire Nord-Pas de Calais francés or el «banco de los pobres» de Bangladesh, quizá el más conocido. 

En el año 2000 se creó la empresa Maderas Nobles de la Sierra de Segura, S.A. que vende y cuida en sus propias plantaciones del pueblo de Riópar lotes de nogales, cerezos, serbales y tilos. Tras el ciclo de 20 años productivos el árbol se tala y la compañía gestiona la venta a favor del titular, deduciéndole un 10% en concepto de gastos de producción. La empresa prevé entre el 7% y el 23% de rentabilidad, dependiendo del número de árboles que se compren y del precio del mercado. Además está expandiendo su negocio con plantaciones de castaños en Vigo.

En 2010 las energías renovables deberán cubrir el 12% del consumo de energía primaria de España y el 29,4% de la generación eléctrica. Carlos Bravo, responsable de la campaña antinuclear de Greenpeace, indica que «Todas las tecnologías de energías renovables han experimentado un crecimiento continuo de hasta un 35% anual durante los últimos 20 a 30 años y se espera que se consoliden a un alto nivel entre 2030 y 2050. Para el año 2050, la mayor parte de la electricidad se producirá a partir de fuentes de energías renovables».

La construcción acapara el 40% de los recursos naturales de nuestro planeta y según los especialistas, la producción de los materiales con los que se hace una casa requiere hasta el 33% de energía que gastemos en esa vivienda durante 50 años. Son algunas razones por las que la denominada bioconstrucción está en auge. En ésta se plantea como objetivo el decrecimiento de las extracciones, la producción lo más limpia posible de materiales y la facilidad de reciclaje de estos, el abastecimiento de los mismos lo más cerca posible del lugar de construcción o la alta eficiencia energética del edificio.

Por ello, una buena inversión son las numerosas pequeñas y medianas empresas que abastecen este tipo de construcción: compañías que fabrican elementos constructivos de madera (vigas, puertas, ventanas o paneles aislantes); suelos, tejas o ladrillos de barro; pinturas y barnices basados en tintes minerales; cementos naturales o cal hidráulica; y por supuesto, los fabricantes de tecnología de ahorro y eficiencia de los recursos: sistemas de aprovechamiento de aguas pluviales; solar térmica (para calentar agua) o fotovoltaica (para generar energía eléctrica a partir del sol), aprovechamiento geotérmico (la energía natural de la tierra); o de pequeños aerogeneradores.

Amayuelas de Abajo es un pueblo casi abandonado hace más de 20 años  30 kilómetros de Palenciaque ahora concentra variadas actividades económicas que están recuperando la comarca de Tierra de Campos en la que se construyeron 10 casitas de bioconstrucción alimentadas por energía solar fotovoltaica.

La población cuenta con una empresa que fabrica ladrillos de barro cocido para construcción ecológica que ya está notando en su actividad el boom de este sector. En Amayuelas está asentada la Plataforma Rural, que preside Jerónimo Aguado: «Nuestro objetivo es la revitalización de los pueblos apostando por el comercio local basado en la economía ecológica», concluye.

Fuente: El Mundo


volver